De acuerdo a sus siglas, SOAT significa Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito y consiste en un instrumento de amparo el cual cubre los daños, lesiones o muerte de las víctimas que estén involucradas en un accidente de tránsito, sin importar la culpabilidad del accidente.

Este seguro debe ser renovado cada año y tiene cobertura a todas las víctimas del accidente, ya sean conductores y acompañantes del vehículo particular. En el caso de transporte público pasajeros, y también peatones.

Para conocer un poco más sobre el SOAT, te dejamos este vídeo de Autoclub del Macizo:



¿Cómo utilizar el SOAT?

La existencia de este seguro se designa en el año 1986 de acuerdo a la Ley 33, en la cual se modificó el Código Nacional de Tránsito Terrestre. En los artículos 114 y 115 de esta ley se determinó la obligatoriedad de una póliza, que a diferencia de un seguro de responsabilidad civil, protegiera a las víctimas, antes que al asegurado mismo, dentro del contexto de un accidente vehicular.

Sin embargo, fue en el año 2002 de acuerdo a la Ley 769 donde se estableció que los conductores que circulen en el territorio nacional de Colombia, deben portar el SOAT de forma vigente.

Al momento del accidente, el o los lesionados deben ser trasladados al centro médico más cercano. Quienes se encuentran en la obligación de atenderles sin cobrarle. Los gastos por atención médica, deben ser facturados a nombre de la aseguradora que consignó la póliza del vehículo donde viajaba la víctima.



¿Qué pasa si la poliza no está vigente?

Es importante portar esta póliza de forma vigente mientras circule con su vehículo por el territorio nacional. De acuerdo a lo establecido en la Ley colombiana, las consecuencias de no poseerlo o no estar vigente es una multa de 30 Salarios Mínimos Diarios Legales Vigentes (S.M.D.L.V.) y la inmovilización del vehículo. Adicionalmente, si usted está implicado en un accidente, deberá cancelar lo concerniente a la atención de las víctimas, además del tiempo y costo adicionales por grúa.

Si se presenta un vehículo que no se encuentre asegurado o no sea identificado, se debe facturar al ADRES.

¿Cuáles son los beneficios y cuál es la cobertura del SOAT?

Esta póliza cubre el valor del traslado de la víctima, desde el lugar del accidente hasta el Instituto Prestador de Salud más cercano. Adicionalmente, incluye los gastos de atención de urgencias, hospitalización, medicamentos, tratamiento y material quirúrgicos, prótesis y rehabilitación física y mental de ser necesario, con una cobertura hasta 800 S.M.D.L.V.  

En caso de incapacidad permanente la víctima recibe una indemnización. Conjuntamente en caso de que se llegue a perder la vida como consecuencia del accidente, la familia recibe una indemnización por muerte y el valor correspondiente a los gastos funerarios.

Es importante mencionar que los límites establecidos para cada cobertura corresponden a cada víctima por separado.

Este seguro no posee una cobertura destinada para los daños a bienes, es decir, debes hacerte cargo de esos gastos o adquirir un seguro de automóvil, que sí cubra este tipo de pérdidas materiales.



¿Dónde puedo adquirir mi SOAT?

Se puede adquirir en las compañías aseguradoras autorizadas por la Superintendencia Financiera de Colombia. No importa si desea tenerlo en formato digital o tradicional. Aquí podrás encontrar estos puntos de ventas: https://www.misoatvirtual.com.co/dondeAdquirir

Las tarifas de este seguro son diversas y están clasificadas de acuerdo al cilindraje y modelo del vehículo que posea. Por ejemplo; las primeras categorías corresponde a las motos, luego vehículos familiares, y así sucesivamente hasta los carros de servicio intermunicipal.

Estas tarifas se modifican anualmente y, se expresan de acuerdo a Salarios Mínimos Diarios Legales Vigentes (SMDLV). Por tanto, el valor que se debe pagar por el seguro está sujeto a la variación del salario mínimo.

¿Cómo puedo portar mi póliza?

Desde su creación el SOAT se ha presentado en una versión impresa en papel de seguridad. No obstante, a partir del 1° de enero del año 2019 se hizo posible la nueva versión en formato digital.

Si usted posee una póliza en papel de seguridad, no tendrá que hacer ninguna modificación y podrá llevarla hasta su fecha de vencimiento. En ese momento será necesario renovarla en el nuevo formato.

Así podrás elegir si deseas llevarla en formato impreso de manera tradicional, o bien en formato digital en su dispositivo móvil, tableta o computador portátil. El cual podrá imprimir cuando lo desees.

 



El formato electrónico del SOAT contiene elementos de seguridad con la finalidad de avalar su legitimidad y su confiabilidad. Además incluye un código QR, el cual contiene información cifrada sobre la póliza y el vehículo.

Si optas por llevar la póliza electrónica en tu teléfono, es recomendable descargar, imprimir el documento y mantenerlo consigo mientras conduces, para poder mostrarlo a las autoridades en caso de que te sea requerido. Las autoridades verificarán su validez a través de la aplicación móvil “SOAT VIRTUAL” o ingresando a la página web www.misoatvirtual.com.

¿Cómo verificar la póliza y su autenticidad?

Tienes 3 formas fáciles de verificar la autenticidad de su SOAT y son las siguientes:

En la web del RUNT

En primer lugar, ingresando a la página web del RUNT (Registro Único Nacional de Tránsito) con el número de identificación del propietario y la placa del vehículo, en un lapso estimado de 1 día luego de la compra de la póliza.

Aplicación SOAT

Como segunda opción, deberás entrar a la tienda de aplicaciones de su dispositivo y descargar la aplicación móvil “SOAT Virtual”. Enfoca el código QR a una distancia aproximada de 20 cm, una vez leído el código aparecerá todos los datos relacionados a su póliza. Solo necesitarás conexión a Internet para poder descargar y renovar la aplicación.



Web SOAT Virtual

Finalmente, también puedes ingresar a www.misoatvirtual.com.co y luego seguir los pasos que se muestran para leer el código QR y se proceda a comprobar que los datos corresponden a la póliza.

La ventaja de tener el formato electrónico es que permite a las compañías de seguro disminuir el fraude y combatir la evasión. Otra ventaja de este nuevo formato es que facilita el cobro de los servicios médicos a las compañías aseguradoras por los servicios prestados a las víctimas del accidente de tránsito.